Contador de visitas

lunes, 14 de octubre de 2013

Números, papeles y orgasmos.

La vida nos debe tantas cosas que a estas alturas ni si quiera un buen polvo lo arregla.

Nos ata a objetos, gente y horarios. 

Y nadie, ni siquiera nosotros mismos intentamos cambiarlo. Nos acostumbramos a la rutina que nosotros mismos creamos, vacía; y a pesar de ello tenemos el valor de quejarnos.

Mañana iremos a trabajar, o a clase, nos quedaremos en casa o saldremos con los amigos, y en algún momento nos follaremos a un desconocido o a alguien que lleve un tiempo en nuestra vida; a llenar nuestra rutina con números, papeles y orgasmos.

Nosotros solos nos ahogamos en un vaso de agua.



No hay comentarios:

Publicar un comentario